Canción para el día malo

Supongo que hoy tu almohada amaneció torcida

que tu pie al tocar el piso encontró un botón

quizá tu meñique a la puerta saludó en la esquina

o puede que el agua caliente una vez más se dañó.

 

De seguro el refrigerador se enemistó con la leche,

y las lujuriosas llaves buscaron un lugar oscuro,

por sentado doy que se amaron toda la noche

asegurándote una profecía de atraso en tu futuro.

 

En el transporte todos los asientos se ocuparon,

y tu vecino no distingue una cumbia de una sonata

para colmo sus únicos audífonos se le quemaron

así que los sonidos que comparte son una lata.

 

Como nunca al jefe se le ocurrió llegar temprano,

e improvisa un discurso sobre la impuntualidad,

eso sí a las de falda corta no les llega el reclamo,

te tragas la justa respuesta y comienzas tu trajinar.

 

Al terminar tu horario, a alguien quieres matar,

al demonio causante de tan malévolo plan,

piensas que todo lo malo fue más que el azar,

y te afloran las lágrimas que no pudiste soltar.

 

Pero existe alguien que se encuentra aún peor,

y no lo digo como el derrotado que mira al suelo,

se trata de un desdichado que te ama de corazón,

pero hoy se ve incapaz de servirte de consuelo.

 

Para esos momentos de soledad sin sentido,

busca revivir mi recuerdo y hacerlo eterno,

que yo intentaré animarte con cada respiro,

tú solo sonríe, un día menos antes de vernos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s