A la manera de Apollinaire

Así te quiero

paridora como coneja

criminal como víbora

tiránica como abeja

inescrupulosa como hiena

voraz como la rata de afilados dientes

pequeña como el piojo de la harina

impertinente como los cuervos de las fábulas

sabía como la más necia de las criaturas

obvia como el cielo

rapaz como la garra de la búha

ardiente como la loba en celo

sigilosa como las bacterias

venenosa como ciertos hongos

impaciente como las cigarras

rápida como la lengua del basilisco

triste como la lluvia

humilde como la cabeza entre las manos

fugaz como las estrellas fugaces

permanente como el silencio

alba como las estrellas multitudinarias

frágil como una moneda

desnuda como las estatuas y más que las estatuas

abierta como las flores abierta hasta el delirio

colmada como colmena en el verano

profusa como las primeras letras

confiada como las golondrinas en los cables eléctricos

desconfiada como los sepultureros

sagaz como las nutrias

dramática como las manos del mudo

sonora como la música en la cabeza del sordo

adorable como la costa para el náufrago

increíble como las puertas abiertas de una cárcel

celestial como las llamas crepitantes

infernal como la quemadura de nieve

cruel como yo

te quiero con locura de sabio

empecinado en sus cálculos inútiles

mi signo mi dibujo mi libro recién impreso

pequeña ola de río

quilla rompiendo mis espumas

te quiero.

Manuel Silva Acevedo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s